sábado, 9 de abril de 2011

Bafici: Un equívoco

.
Hace muchas ediciones del Bafici la historia de un tipo que vivía de manera intermitente (no, no es una metáfora de nada: al final del día desaparecía del mundo hasta 24 horas más tarde), me había cautivado.
Tal premisa fantástica en medio de la cotidianidad más chata hacía de Les Jours Où Je N'existe Pas una comedia de ribetes existencialistas, de esas que, por elevación, nos hablan acerca de cómo optamos vivir en el poco tiempo que nos regaló aquí vaya uno a saber quién.
Y la película no era sólo la originalidad de su guión, había un director que sabía cómo contar; ¿cómo eludir Copacabana entonces, la que le programaban este año, encima con Isabelle Huppert?

Pero, ay, me falló el chip, y tarde me di cuenta de que había superpuesto en el cerebro a Jean-Charles Fitoussi (el de la recordada), con Marc Fitoussi (el de la que terminé viendo). Bueno, como profieren algunos relatores de fútbol ante la pifia de un jugador: puede pasar; con un apellido como "Weerasethakul" seguramente no me hubiera ocurrido.

Mi error me costó comenzar el festival con una que parecía producida por Polka.
Estética televisiva, situaciones con abuso de plano y contraplano, estereotipos, moralina final. Técnicamente prolijísima, eso sí, aunque este Fitoussi no siempre la pegue con el timing.
Copacabana, con su trama tantas veces vista -madre medio inmadura que hace todo por su hija pero la averguenza- posee, no obstante, un as en la manga: Isabelle Huppert, una actriz inmensa que acá, fuera del registro "perverso" a lo Haneke o a lo Chabrol, con su sola mirada o apenas caminando, es capaz de trascender la chatura argumental.

.

1 comentario:

  1. me gusto

    voy a mirarlo con tiempo mañana

    gus peses
    gustavopeses@hotmail.com
    peses.com.ar

    ResponderEliminar