lunes, 21 de diciembre de 2009

Popcorn con el Anticristo - Los tres mendigos

.
Previously.
La pareja protagónica se descuidaba mientras hacía el amor (no en el sentido de olvidar los profilácticos sino en el de ignorar que, al mismo tiempo, su pequeño hijito saltaba por la ventana y se moría).
Luego sobrevenía la culpa y el colapso de ELLA, junto a los “ejercicios terapéuticos” que ÉL ponía en práctica para ayudarla tanto en el bosque como en la cabaña “Edén”.

El relato se va al cuerno más o menos a partir de esa instancia (si bien antes tampoco lucía muy sólido que digamos).

Veremos un ciervo con un feto colgando, un pajarito repleto de hormigas, un zorro pontificando sobre el Caos, una eyaculación de sangre, un pichoncito liquidado a las trompadas, la inserción de una rueda lijadora en una pierna (previo taladrado), etc.
Pero, por sobre todo, frases, muchas frases sobre la naturaleza diabólica de la Mujer.
Para colmo ÉL, escondiéndose de la maldad de ELLA en el hueco de un roble, acaba de ser descubierto.
Ahora, ELLA está cavando rápido para desenterrarlo.
.








.
.
Capítulo IV – Los tres mendigos

ELLA consigue desenterrarlo, lo arrastra a la cabaña.
ÉL, semi inconsciente, sigue sufriendo la tremenda piedra circular clavada al tobillo

(¡ Willem Dafoe ya había atravesado un martirio clavado a algo, ahora lo recuerdo: fue en La última tentación de Cristo, en la cruz!)

ÉL
¿Quieres matarme?

ELLA
Aún no. Los tres mendigos no han llegado todavía

ÉL
¿Qué significa eso?

ELLA
Cuando lleguen, alguien debe morir.

ÉL
Entiendo

(Rever este tipo de diálogos confirma la imposibilidad de establecer jerárquicamente el más ridículo.
Ni siquiera podemos identificarnos con la perplejidad que ÉL necesariamente debería experimentar al mencionarle ELLA “tres mendigos”(¿?) y una inminente muerte (¿?), puesto que – a diferencia de nosotros – ÉL entiende)

ELLA (llora)
Una mujer que llora es una mujer traicionera.








.
.
Se tiende al lado de ÉL, lo besa, le toma la mano.

(¿Flashback o fantasía?) En blanco y negro volvemos a la escena inicial del film, con el nene subiéndose al banquito y arrojándose por la ventana mientras la pareja hace el amor, sólo que esta vez se incorporan unos planos que revelan que ¡ELLA lo estaba viendo y hubiera podido impedirlo!

(Esto ya parece Lost, golpes de timón guionísticos que dan otra perspectiva a lo ya visto hasta que al rato todo vuelve a enmarañarrse, vean lo que sigue sino…)

ELLA toma una tijera y se rebana la vagina. Grita, se incorpora, sale al bosque.

ÉL, desde el suelo, mira las estrellas a través del marco de la ventana e ¿imagina? una constelación con las figuras de los tres mendigos: un zorro, un ciervo y un pájaro (¿el dolor, la pena y la desesperación? ¿la Santísima Trinidad?)

ELLA yace inmóvil en el cobertizo de la cabaña, ingresan los tres animales y se ubican cerca de su cuerpo. Lluvia torrencial de bellotas.










.
.
(Así como apuntábamos en capítulos anteriores la probabilidad de que Lars von Trier hubiera bebido de tratados de demonología para armar todo esto, estamos en condiciones de afirmar - y a las pruebas me remito, comparen imágenes - que tomó la idea de los satánicos animales del bosque de uno de los mejores episodios de South Park: "Woodland Critter Christmas", de la temporada 8.










.
.
Sólo que a Antichrist le falta tomar mucha sopa para llegar a ser tan sutilmente perturbador.
Además, Trey Parker y Matt Stone no nos privan de una luz de esperanza: al final llega Santa Claus y asesina a todos los maléficos animalitos.)


ÉL se libera de la pesada rueda,
ELLA súbitamente le salta encima para clavarle la susodicha tijera,
ÉL reacciona, la aplasta contra la pared y la ahorca.
Luego la saca afuera, la rocía con nafta y la quema en fogata (¡Arde, bruja, arde!)
















.
.
.
ÉL se aleja apenas rengueando.

(Mmmmm...a esa altura y después de la carnicería por la que pasó - extremidad taladrada, adminículo ensartado, semi entierro agreste y tijera penetrándolo - ÉL debería renguear bastante más, excepto que cambiemos el paradigma realista y consideremos algunas variantes desde donde interpretar.

Por ejemplo:
1) La onírica: ¡Todo era un sueño!
2) La católica: ¡Todo era una metáfora sobre la resurrección!
3) La social: ¡Todo simbolizaba lo difícil que resulta la separación de las parejas!
4) La bíblica: Él y ELLA en la cabaña "Edén", comen la manzana - fuera de campo, no lo vemos - y se pudre el Paraíso.
5) La misógina (especialidad de la casa von Trier): el hombre se recupera cuando se aleja de la fuente del mal, es decir, de la mujer.

Cualquiera de estas - y otras - lecturas que se prefieran, desprenden la verdad de la milanesa: estamos ante un film profundamente conservador, puritano y reaccionario que, con sus porno imágenes sangrientas invierte la ecuación: es un cordero disfrazado de lobo. Acaso en eso podamos reconocerle una originalidad)

Y hay un epílogo, blanco y negro y con Haendel sonando tal como en el prólogo.
ÉL emerge del bosque hacia el claro.
Herido pero voluntarioso, se alimenta de semillas. Por detrás de su hombro, observa a los tres mendigos.
Se incorpora y, desde arriba, ve como suben multitudes de jóvenes hacia el lugar donde está.

(No se incluye ningún salmo. Nadie canta Halleluja. Pero el clima está).

-THE END-
.

5 comentarios:

  1. Es increíble, esta película fue capaz de ser un bodrio incluso teniendo todas las de ganar. Me acuerdo que un amigo me dijo: "hay un niño que muere, sexo heavy, animales con fetos colgando, pajaritos endiablados por hormigas..." y yo dije: ES LA VIDA MISMA. Pero no, se resume a sí misma con el zorrito que dice: Chaos Reigns". Y bueno, ya la olvidaremos, o la recordaremos con alegría: "Cantando vienen con alegría, Señor... los que caminan por la vida Señoooor sembrando tu Paz y Amoooor"...

    Para satanismos, sigo fiel a Ze do Caixao!

    ResponderEliminar
  2. Perfectamente expresado, Seba, no puedo dejar de acordar ciento por ciento.
    Eso sí, me divertí mucho a la hora de retransmitir(¿?)el film.
    ¿Puede lo insatisfactorio impulsarnos más a la hora de escribir?

    ResponderEliminar
  3. A tu manera has encontrado la forma más bizarra de felicitar la navidad... el Antichrist de Von Trier y sus 3 mendigos!

    ResponderEliminar
  4. Inspirada por el comentario de Ibán, una idea para después del brindis del 24 a la medianoche, ¡triple programa!:

    00:30 - Qué bello es vivir, de Frank Capra
    02:15 - El episodio navideño de South Park "Woodland Critter Christmas"
    03:00 - Antichrist

    De la (falsa) esperanza al nihilismo más grotesco, ¡para empezar el año con todas las pilas!

    ResponderEliminar