viernes, 18 de diciembre de 2009

Popcorn con el Anticristo - Desesperación

.
Previously:
En el capítulo anterior, ELLA atravesaba varios “ejercicios terapéuticos" con los que ÉL quería curarla de sus miedos.
Si quieren saber qué los había marcado a ambos y puesto a ella al borde del colapso lean ésto y ésto.
Pero todo ese psicologicismo comienza a carecer de relevancia con la ominosa naturaleza manifestándose como “iglesia de Satanás”, y en especial con ese pútrido zorrito que oficia de heraldo del caos.










Capítulo III - Despair

Llueve.
ÉL entra en la cabaña, toma la escalera, enciende una lámpara de kerosene y sube al altillo. Allí encuentra imágenes e ilustraciones de quema de brujas y de mujeres atadas siendo torturadas, más un cuaderno con recortes y subrayados.

Ocurre que un año antes ELLA se había recluído en la cabaña Edén para escribir una tesis sobre aquella obsesión inquisitorial que durante el siglo XVI situaba todos los males en (la naturaleza y el cuerpo de) la mujer.
La cámara recorre página a página lo escrito en ese entonces.
Realmente estremece la progresiva ininteligibilidad de la letra derivando en garabato.

(Existió un francés muy respetado en su momento que, visto desde el siglo XXI, sugiere tanto al Doctor Jekyll como a Mister Hide.
Jean Bodin (1529-1596) fue un insoslayable teórico político que, entre otras cosas, ideó el concepto de soberanía que aun manejamos hoy e, inclusive, en medio de las guerras de religión de aquellas épocas defendía una tolerancia religiosa garantizada por el Estado. Un ejemplo de civismo.
El problema era ese "entre otras cosas".
Porque, al mismo tiempo, era uno de los ideólogos y artífices de la caza de brujas, un tipo que enviaba miles de personas a la hoguera y que explicaba que la mujer, por su naturaleza cercana a lo animal, era más proclive a ser conquistada por demonios.
A juzgar por el giro que pega el film a partir de aquí, es probable que von Trier haya tenido en cuenta algún tratado demonológico de Bodin. Además, entre misóginos...)

Un árbol cae.
Corte.

ÉL
Quiero hacer un ejercicio más, es como un role play.
Mi rol será…todos los pensamientos que te provocan miedo
El tuyo…el pensamiento racional.

(Este "ejercicio" es la coartada artificial del guión para abrir la caja de Pandora a los fines de justificar las atrocidades -sutiles y las explícitas- que van a seguir)

.






.

.

ELLA sugiere haber descubierto en los materiales para su inconclusa tesis más de lo que esperaba. Por ejemplo: que las mujeres no tienen control de sus cuerpos, más bien dominados por una Naturaleza maligna.
ÉL le reprocha haber hecho una lectura equivocada al interpretar el mal cometido contra las mujeres como evidencia de una supuesta maldad femenina.
Sigue otra hermosa escena con los cuerpos entrelazándose, retorciéndose, amando y sufriendo.

ELLA llora
Golpéame para que me duela

ÉL
¡No!

ELLA
Por favor, ya no soporto esto

ÉL
No, no quiero lastimarte

ELLA
Entonces no me amas

ÉL
Ok, tal vez no te amo.

ELLA sale al bosque, se tiende en la nocturnidad arbórea y comienza a masturbarse casi a los golpes.
Diabólicos sonidos suenan (sí, vuelve el wuuuuuuuuuuu mixturando vientos y cañerías)

(No es que no estremezca un poco la secuencia, pero para erotismo vegetal me quedo con la violación de la chica por un árbol - raíces sujetándola, ramas penetrándola - en la bizarrez sin culpas del clásico Evil Dead de Sam Raimi)

Llega ÉL, se tiende sobre ELLA.

ELLA, posesa y mirando al vacío
Hermanas...pueden empezar la tormenta

(Como Antichrist había abandonado hace rato las opciones subgénericas "drama psicológico" y "film de desequilibrio mental" a favor de un paseo por un Blair Witch un poco más culto, cabe preguntarse: ¿a quién se dirige ELLA con lo de "Hermanas"? ¿a las tres brujas fatídicas de Macbeth?)

La cámara planea desde las nalgas de ÉL empujadas por las manos de ELLA, y se eleva hacia su nuca. Luego, un plano general del roble donde yacen.
(A título de nada, parte 3) Ramilletes de manos sobresalen entre los huecos del gran árbol, enmarcándolos a ambos. (Una imagen demasiado bella, no molesta su falta de funcionalidad)



.

.

.

.

Corte.
(Prepárense para las siguientes parrafadas de ÉL, y díganme si no podrían extrapolarse para hacérselas decir al mentalista Criswell en Plan 9 del Espacio Sideral)

ÉL
El Bien y el Mal no tienen nada que ver con el psicoanálisis. ¿Sabes cántas mujeres inocentes fueron asesinadas en el siglo XVI sólo porque eran mujeres?
No porque fueran malas.
La maldad de la que hablas es una obsesión.
Las obsesiones no se materializan, es un hecho científico.
¿Entiendes?
No tienes que comprender, sólo confía en mí.

Corte.
En la cabaña hablan sobre un curioso descubrimiento en la autopsia de su hijo: que el pequeño tenía una deformidad en el hueso del pie.
ÉL nota a partir de un ramillete de fotos que ELLA le ponía los zapatitos al revés ( o sea, Lars nos provee una evidencia concreta de que es una mala bicha: será la última finura de la película).

ELLA lo golpea de atrás
¡Bastardo! ¿vas a dejarme?

Luchan en el suelo, ELLA le desata el cinturón y se baja la bombacha. Comienzan a moverse.
De repente, PAF!, ELLA le da un tablazo en el "bajo vientre".
ÉL queda inconsciente pero...con una bruta erección explícita en primerísimo plano.
(Y aquí se acabó el set de sutilezas y simbolismos)
ELLA lo masturba frenéticamente hasta que eyacula sangre (¡gracias por ahorrarnos una versión en 3D!)
Luego se incorpora, extrae la rueda de piedra de una lijadora y, previo taladrado manual de la pierna de ÉL, introduce un dedo para comprobar la profundidad (déjà vu personal de Bastardos sin Gloria), para terminar zampándole el terrible disco pétreo en el tobillo y atenazarlo con una tuerca metálica.



.

.

.

.

No se sabe cuanto tiempo pasa. ÉL despierta, aulla, gime, intenta librarse infructuosamente del engendro que su mujer le fijó en una de sus extremidades. Primero arrastrándose, luego rengueando, sale fuera de la cabaña.
Se interna en el bosque. (Yo también intentaría esconderme de ELLA)

(Apuntes sueltos:

1) Sospechamos que, al igual que ÉL, la coherencia del relato también busca un lugar donde ocultarse.

2) Piedra libre para cualquier vicisitud: el agujero negro que ha engullido la levísima lógica de la película autoriza a que cualquier peripecia que von Trier decida despóticamente incluir de aquí en más pueda sonar verosimil, lo que equivale a decir que nada lo será. Conque...¡a seguir asustando al burgués, Lars!
3) Esta vez hay sufrimiento torturante para ambos sexos y no sólo para la mujer, ¿podríamos considerar ésto como una evolución en la filmografía del director danés?)

Comienza una secuencia con acciones paralelas (de neto cuño griffithiano)
Mientras ELLA entra a la cabaña para gritar enardecida un "¿¿where are you?? ¡¡you bastard!!”, ÉL, desesperado - y con la dificultad de esa especie de yunque atornillado en su pierna - se oculta en un hueco debajo del gran roble.



.

.

.

.

.

.

ELLA sale a buscarlo al bosque.
(Su andar desencajado rememora al de Jack Nicholson rastreando a su familia para asesinarla en El Resplandor)
¿¿Cómo te atreves a dejarme?? ¿¿¡ wheeere AaaaRRe youu !?? – profiere ininteligiblemente, casi hablando en lenguas (cual De Niro en Cabo de Miedo)
(No es casual que, independientemente del sadismo típico de von Trier, cuanto más “estándar” se pone la película en sentido genérico – entiéndase: estamos ahora en una de psicópatas diabólicos – más remite a otras películas que, valga la aclaración, son mejores)

En el oscuro agujero arbóreo donde yace escondido, ÉL puede escuchar que ella intenta ubicarlo con aviesas intenciones.
Prende un fósforo mientras nota allí mismo un pichón de cuervo que, al graznar, lo está botoneando (¡malditos animalitos colaboracionistas!).
Resuelve la dificultad matándolo a puñetazos, cosa que – faltaría masss…- vemos en detalle (y sería impensable en Blancanieves, ¿no?)

.

.

.

.

.

.

Pero it´s too late, ELLA va hacia el graznido descubriendo que, acovachado, semi enterrado, está ÉL, y le espeta:
¡¡Get out, fuck!! ¡¡Get out, bastard!!
Pragmática, corre hacia la casa para volver con una pala y cavar, cavar, cavar.

(continúa y finaliza en Popcorn con el Anticristo – Los Tres Mendigos)

.

7 comentarios:

  1. Pablot:

    Me encantó tu recomendación, no dejaré de verla.
    Te recomiendo una parecida pero un poco menos profunda,menos poética, menos electrizante, menos bella, menos dramática, menos entretenida, pero con muchos, pero muchos más BUUUUUMMMMMSSSSS y lugares comunes.
    Se llama "Invasión", es de extraterrestre que en el fondo no son, pero como que sí, y bacterias que dudan si son o no, pero que contagian no se sabe qué, y todo esto con líos de pareja y esas cosas.
    Eso sí, Nikole Kidamn está linda ya que todavía no se había puesto el flan Royal que tiene ahora un su ex-preciosa boquita.

    Saluti

    ResponderEliminar
  2. Nikole Kidammm, aunque no lo crean es la misma que Nicole Kidman. Los que la conocemos le decimos así.

    ResponderEliminar
  3. Un LOCO, no lo puedo pensar. Sencillamente, Antichrist es imposible. Aunque yo vengo de un off-site en puerto madero que duró toda la tarde coordinado por el Comandante Landa. No sé qué sentir, me siento violado.
    Me voy a poner una de Herzog de tres horas, a ver si me desintoxico.
    Pablo, nos regalaron una copia de El Principito a cada uno. Es como si hubieran ensuciado toda mi infancia. Fue una forma de pedofilia literaria.
    ¡En las Becas Landa no dejan un sòlo detalle de lado!

    ResponderEliminar
  4. Dr Mirocznyk:
    ¿De qué hablás?, ¿estás siendo irónico o me estás acusando?: ¿cómo es eso de "me encantó tu recomendación"?
    Evidentemente, he fracasado.
    ¡¡Estoy contándoles Antichrist para espantarlos, no para que la vayan a ver, voto a Nicole "Kidamm"!!

    ResponderEliminar
  5. Seba:
    Más que una de Herzog, yo usaría unos supositorios Sokurov o anfetaminas Lisandro Alonso, pero no sé, no estoy seguro de qué pueda ser más efectivo ante ese bonito offsite laboral color esperanza en Puerto Madero.

    ResponderEliminar
  6. Pablot
    Si , has fracasado...he leido de pe a pa la critica y me parecio una de las mejores peliculas que no vi.

    ResponderEliminar
  7. Uf... Te imaginás? El comandante Landa dice: "bueno, después de mostrarles veinte minutos de diapositivas con fotos de los asados, para reflejarles lo poco que ustedes valen por sus propias acciones, vamos a proyectar "El Arca Rusa" y después, en continuado, "Fantasma"... Avisen en sus casas que van a llegar tarde.
    ME MUERO MUERTA!

    ResponderEliminar