viernes, 15 de octubre de 2010

Si mantiene el calamar, nadie va a trabajar

.
(Título alternativo para esta nota: ¡ Diversão com Lula da Silva !)
.
.


¿Qué alegamos las dos parejas para decidirnos a ver Lula, o Filho do Brasil después de la pizzita dominguera?
Intento recordar...
Que resultaba adecuadísima en el contexto del actual ballotage que está definiendo la continuidad del proyecto político de Lula vía su ex ministra Dilma Rousseff.
Que uno de nosotros, apasionado de los procesos socio-históricos y lector de The Economist, quería tener otra perspectiva del devenir brasileño.
Que hay que ver de todo (¿?).

En fin, lo concreto es que ahí estaba, insinuante en la repisa, el video trucho adquirido al dealer de ocasión.
Ingenuos, esperábamos como mínimo un setentoso film político que cruzara Costa Gavras con Pino Solanas.
Era un Enrique Carreras.
.
El bodoque es una biopic de la peor calaña; es decir: una glorificación del self made man que, sólo por su cualidad beatífica (hijo de una madre de estampita, bondad a tiempo completo), logra superar el calvario personal de una nordestina infancia miserable, se hace de un oficio, se convierte en referente sindical y llega a la presidencia. Una apología del Predestinado donde el bronce estatutario reluce y toda referencia a las luchas sindicales se presenta bajo lavadísimas anécdotas ilustrativas.
Propaganda.
Y las decisiones ideológico-estéticas de la película pueden intuirse apenas comienza, cuando desfilan los logos de las empresas que la esponsorean.
.
.


La abulia y el pesar por la pérdida de dos horas frente a este artefacto conservador hubieran malhumorado a cualquiera, o eso hubiera ocurrido si la magia de lo imprevisto no se hubiera colado en la experiencia.

Hacía mucho, pero mucho tiempo que no lloraba tanto de la risa.

La conjunción de Lula, o filho... con los subtítulos en castellano más absurdos de los que tenga memoria (acaso traducidos por algún estudiante trabajando a destajo y repleto de desidia), lograron una obra maestra del humor involuntario.
.
.
¿Hemos aprendido a soportar españolismos tales como gilipollas, coño, que me corro y otras linduras?
Bueno, intenten adaptarse a esto:

"Vambora siento aquí, resto Vambora, bora"

"Es importante. Es importante, nos cringe un poco."

"¿Qué es? Estás camión ahora para ir sobre alguién?"

"Date prisa, amigos, cosas mango"
.
.
¿Solemos babearnos con la jerga del lumpenaje en series yanquis como The Wire?
Aquí nomás, en Sao Paulo...

"Mamá, estamos cayendo en el mundo, don'tcha?"

“Hurt you, verdad?”

"Stay "with los muchachos a su alrededor."

"No es a causa de un cierto bullshit..."

"Mira eso, a un grupo sociólogos...
son algunos de los diseñadores kick-culo!"

"Will cambiar nada entre nosotros, Lourdes?"
.
.
.
.
.
De repente, arrebatos poéticos...

(Lula intenta acercarse a una mujer en un bar)
"Hola, son desatendida?"
.
"- ¿Huh?
- ¿Qué hora es?
No son ni un 0 horas, sin embargo, el amor."

(Escena de lluvia torrencial con la familia a punto de perderlo todo)
"La voluntad es allí?
Me moriré ahogado?"
.

...momentos que sugieren sexo salvaje...

"Pero me gusta mujer nerviosa, sabes?
Agitar nosotros"
.
.
...y otros magníficamente inclasificables:

"Todo este circo aquí, algo pasa en...
o es solo esta llanura desnuda?
Depende de quién juega en Ghana."

“¡Oh, señora, la señora no está
niebla así que no...”

“-Mataron a uno de nuestros
chicos!
-Asesino! Jugar!”

“-Sí, bueno, entonces, oh, reloj...
-observó lo que aprende de papá
cómo se consigue una mujer?
Vaya, vaya, vaya reloj.
Va el reloj.”
.
.


Nótese, además, la impronta esclarecedora de ciertos fragmentos; lenguaje simple y directo para la acción popular:

"Ideologia no es bueno, es algo para las típicas."

"¿Unión Pro viene a mí del thao no?"

"Trabajadores unidos jamás será vencido...
Todo lo que digo el personal de aquí de frente...
tiene que ir a hablar personal pro atrás.
Pasando por detrás.
A todos los que
Estamos aquí para escuchar...
pero cualquier cosa no vale la pena."

" -Algunos desconfiar de mí, porque pensar que soy comunista.
-Usted no se convirtió en un palo-Warrant mismo, el calamar?"
.
.
Pero lo mejor de todo es la apelación constante a Lula como líder, a quien se lo nombra explícitamente poco y nada a pesar de estar 80% del tiempo en pantalla. ¿Cómo se explica?
Sucede que, como en el diccionario portugués-español "lula" es "calamar", pues...el protagonista de esta aleccionadora película se termina llamando...sí, adivinaron: calamar.
.


.
A nuestro héroe lo impulsan…
.
“Vaya, calamar! Go!”

“¡Espera! Oh espera, calamar!”

“Vamos, el calamar.”
.
.
…lo previenen…

“Usted está confundido las cosas.
calamar.”
.
.
…lo amenazan…

“Tenga cuidado, los calamares,
si usted muere, ¡Te mato!”

“Él dice que el calamar llegado hasta aquí, ¿de acuerdo?”
.
..
...le preguntan el nombre, se presenta...

“-¿Cómo te llamas?
-Es Luis Ignacio,
pero me puedes llamar un calamar.”

“Muy complacido.
Yo soy el calamar.”

.
.
...lo aclaman en multitudinarios actos sindicales...

“¡calamar! ¡calamar! ¡calamar!
¡calamar! ¡calamar!”
.
.
...e inclusive le espetan acusaciones de alto voltaje dramático:

“El culpable fue usted, calamar!”

“traidor calamar!”

.
.
Pero mi one-liner favorita, es la exhortación obrera hacia la huelga:

“¡Camaradas! ¡Si mantiene el calamar,
nadie va a trabajar!”
.



Una última cuestión se impone: revisar el concepto de autoría en Lula, o filho do Brasil.
Porque en la desternillante comedia surrealista disfrazada de novelón de Rede Globo que las dos parejas vimos en un home theatre, ¿qué duda cabe? ¿no remite tanto al director Fábio Barreto como al traductor de los subtítulos?
.

12 comentarios:

  1. Es tu castigo por comprar pelis truchas. Las pelis truchas no se compran, se bajan de internet y después se buscan los subtítulos.
    El traductor-poeta, no fue un estudiante trabajando a destajo sino un traductor automático (probablemente el de google) lo confirma la palabra clave "calamar". Pasásela a Ricardo que es hincha.

    ResponderEliminar
  2. Rody:
    No me castigues que no fui yo quien compró ese video trucho, sino un alma ingenua y bienintencionada.
    Como sea, gracias a la función poética del Google (teclas f + p) o al desganado traductor acaso inexistente, hemos reído hasta agotar lágrimas.

    ResponderEliminar
  3. "Calamar que se duerme, se lo lleva la corriente", reza el refrán. Pero otro dice: "El buen calamar, en todos los mares sabe nadar".
    No encontré ninguno que diga: Si mantiene calamar, nadie va a trabajar. ¿Será un mensaje cifrado para los agentes do governo federal? En el fondo, pienso que estos subtítulos esconden un secreto... tal vez un mensaje satánico... una confabulación de los presidentes de la UNASUR contra la globalización y sus consecuencias: isso! Bora, embora, vambora, reloj!

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay, Pablito! Al leer tus comentarios, puedo imaginar cuánto habrán reído con la película de marras. Quizá casi tanto como yo con aquella peli tan intrascendente que no haré ningún esfuerzo por recordar en la que el protagonista se atascaba permanentemente en mermeladas de tráfico (por traffic jam: embotellamiento) o la ocasión en que compré un electrodoméstico chino y en el manual decía "In case of smoke, disconnect immediately", frase que nuestro simpático traductor chino, anglo o hispanoparlante carente de sentido común tradujo: "Si fuma, desconecte inmediatamente". Si yo fumara o fumase, hubiese recurrido al INADI a denunciar a la empresa por discriminación, pero como soy sanita, sólo atiné a reír. Ya está dicho, los traductores son traidores de la lengua, otros sencillamente son pésimos, hay quienes ni siquiera son traductores y agrego que unos cuantos son escritores frustrados que vejan textos ajenos para demostrar sus ocultos talentos. Y que me perdonen mis colegas traductores.
    Moraleja: 1) No compres películas truchas.
    2) No mires esas películas. No hay justificación política que valga. Me extraña, araña.

    ResponderEliminar
  5. Clau, un resbalón no es caída. Y además donde manda Calamar, no manda marinero ¿o berberecho? Uy, ya me hice lio!
    (o meu nome é Maré, mais nao da certo!)

    ResponderEliminar
  6. Claudia:
    Mucha tela para cortar, acaso coming soon to a theatre near you escriba algo al respecto. La realidad es que hay toda una tradición de traducciones traidoras, y que suelen arrancar desde los mismísimos títulos.
    ¿Cómo explicar, sino, la fijación argentina con las palabras "obsesión" o "mortal" para denominar tanto thriller de descarte, o "locura" y "salvaje" para la comedia de adolescentes calenturientos?
    Igual, hay una que es imbatible y no nos pertenece: cuando After Hours de Scorsese se estrenó en España le pusieron... Jo, Que Noche.

    ResponderEliminar
  7. Con el correr de los días sigo extrayendo más lecciones de esta película sublime:
    Por ejemplo, que lo que los políticos dicen suele traducirse en otra cosa.
    Y que el futuro latinoamericano pertenece a los moluscos.

    Una inquietud: si se filmara la biografía de nuestro Carlos Saúl, ¿cómo traducirían "salariazo"?

    ResponderEliminar
  8. Muy buena tu nota Pablo, no sé cuándo me rei más, si viendo la peli o leyendo tu nota. En todo caso, la ventaja de esta última es que no tiene nada de aburrida. Puedo asegurar que no fue a instancias mías que vimos a: Calamar, el hijo de... Cuando terminó sospechosamente quise gritar aguante José Serra!!!

    ResponderEliminar
  9. Es imposible dejar de reirese con la historia del calamar, tanto como de sus supuestas posciones políticas en este film,por ejemplo cuando en el medio de una huelga dice que no hay que atacar a la empresa que les da de comer.Las otras dos anécdotas lo muestran al calamar pidiendo que se levante una huelga y otra asqueado por la violencia sindical.
    Sabemos que Lula tiene una posición reformista pero este calamar es peor que Cavalieri.

    ResponderEliminar
  10. Martin Ricardo de Platense16 de octubre de 2010, 19:03

    El sueño de mi vida hecho realidad, millones de personas aclamando al glorioso calamar... Que de la mano, de Luiz Inacio da Silva, todos la round, chico, uga uga, will vamos a dar!!
    Y una duda: cómo tradujeron Partido de los Trabajadores? "Sucker"?

    ResponderEliminar
  11. Jajajajajajaj! Me había comentado el profesor de Portugués que era una risa, pero no creí que para tanto. Que destastroso!!!
    Te felicito por el blog... Lo acabo de descubrir.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Ana:
    Y eso que dejé muchas frases increíbles de la peli fuera del montaje final de este post. El gozoso despropósito de esos subtítulos, creeme,não tem fin...

    ResponderEliminar