viernes, 8 de enero de 2010

5 escenas refulgentes

.
Complementando la entrada anterior sobre lo más destacable que vi en el 2009, algunos momentos de antología...



.
.
.
.
.
.
.
.
.
En Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans (Werner Herzog, EEUU, 2009) Nicholas Cage recontradrogado instando a seguir disparándole a un tipo que acaba de morir porque - tal como vemos desde la subjetividad de Cage - “su alma sigue bailando" .





.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
En Love Exposure (Sono Sion, Japón, 2008) el chico protagonista, que debe pecar mucho para congraciarse con su padre sacerdote (¡!), se une a una bandita dedicada a sacar fotos a las chicas que pasan por la calle; más precisamente a las bombachitas debajo de sus polleras. El ballet acrobático y los adminículos que utilizan para que ellas no lo noten es un puro goce.





.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
En El Romance de Astrea y Celadón (Eric Rohmer, Francia, 2007) el escarceo juvenil rohmeriano cambia la ciudad contemporánea por campos y aldeas del siglo XVII. Y en un complejo juego casi vodevilesco donde el pastorcito Celadón debe travestirse para volver a estar con su amada Astrea, se produce con naturalidad pasmosa una situación de erotismo que cada uno de ustedes definirá si hétero, lésbica o qué.
No puedo dar más detalles puesto que es el final de la película, pero dejen que llame pasión a la legión de hormiguitas que en ese momento me recorrieron el cuerpo.





.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
En Süden (Gastón Solnicki, Argentina, 2008) a la soprano polaca no le queda otra que ver urgente a un odontólogo porteño: pocas horas restan para el concierto en el teatro Colón que la tiene como cantante y se le acaba de estropear un arreglo dental, hay que emparchar rápido.
El problema en el consultorio es que ella no consigue hacerse entender, y el dentista, que se la da de bilingüe, parece más que dispuesto a hacerle un tratamiento complejísimo.
Como con los falsos italianos de Bastardos sin Gloria, se comprueba que la comedia resulta una cuestión de idiomas.






.
.
.
.
.
.
.
.
.
En Un año de 13 lunas (Rainer Werner Fassbinder, Alemania, 1978) veníamos sufriendo con el maltrato verbal y físico que le infligían al desamparado transexual Elvira - otro personaje netamente fassbinderiano que sólo quiere que lo amen - cuando, avanzado el metraje, consigue ubicar las oficinas de Anton Saitz, aquel por quien años antes había cambiado su sexo.
Imaginamos un inminente momento catárquico. Pero no sucede.
El tal Anton, mirando en la tele un viejo film con Dean Martin y Jerry Lewis, comienza a imitar la saltarina coreografía acompañado por sus custodios, ¡y Elvira llega y se une al show!
Perturbadora y divertida, esta escena no desentonaría en Blue Velvet de David Lynch.
.
.

6 comentarios:

  1. Debo decir con dolor que no me gustó la del entrañable Werner, pero coincido en que la escena apuntada valió la visión de esta peli (igualmente, ya tengo las garras afiladas para ir a ver, por fin, a Little Dieter...!!!).

    Süden es una coincidencia total. Fue una de mis preferidas entre 24 que ví en el Bafici 2008 y tenerlo a Gastón en Lunaria fue un placer. Y, claro que sí, la escena de la soprano y el dentista es una delicia!!!

    P.D.: A Süden la ví yo primero...!!! ;-)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente, Raúl, no sólo la viste primero sino que el Cineclub del cual sos parte nos posibilitó conocerla en condiciones óptimas y el plus de un riquísimo debate posterior con su director.
    Lunaria es la résistance, ¡viva el cine nacional!

    ResponderEliminar
  3. Brindo por eso!!!

    A propósito, organicemos a todos los cuadros de la Resistencia Cinéfila para atacar a los docus de Herzog en la Lugones...!!! Entrenémoslos para que hagan cabecera de playa en el Bafici para que "Viviendo2..." tenga la mejor cobertura de la blogósfera...!!!

    Alea Jacta Est!!!

    ResponderEliminar
  4. Marcharemos todas las cuadrillas alineadas(¿o alienadas?)al mando de Aguirre, guiados por la ira de Dios.
    Pero he aquí una patrulla de reconocimiento temprano abonando el ingreso al terreno alemán (ver "La Cajita Feliz",en Etiquetas, acá a la izquierda).

    Auf wiedersehen !

    ResponderEliminar
  5. Lo demandaré por plagio.
    Este año, alrededor de febrero y mientras esperaba en el consultorio de mi dentista, vi desarrollarse una escena similar a la de Süden pero con final feliz, haciendo gala de mi conocimiento del inglés oficié de traductor entre el yanqui y el odontólogo.
    Lamentablemente cuando finalmente me tocó el turno y esperaba un descuento en la tarifa de "perno y corona" el facultativo me arrancó la cabeza en perfecto castellano.

    ResponderEliminar
  6. La mejor escena que vi este año corresponde a una peli que volví a ver este año por 3ra vez: "Bad Santa".

    EL ALMIRANTE DEL CONFER ADVIERTE :
    Este post es para mayores de 18

    Billy Bob Thornton vuelve a su casa pero advierte que la policía esta dentro esperándolo. Sin poder entrar, pero queriendo saber que pasa se acerca a una prostituta del barrio que gorda y cansada está sentada en el cordón de la vereda masajeándose los pies y ocurre este diálogo:
    - "Linda, necesito que me hagas un favor"
    - "No, no, no. La última vez que te hice un favor estuve un mes sin poder cagar bien."

    ResponderEliminar