sábado, 2 de enero de 2010

Enviados especiales

.
Como jubilados, mis viejos se habían anotado en una lista para ir unos días a Mar del Plata de la mano de la obra social OSECAC. La casualidad quiso que les saliera el viaje la misma semana del Festival Internacional de Cine.
Que mi papá fue decisivo en mi formación cinéfila es algo que desarrollé en esta entrada, que mi mamá – computadora mediante – se muestra progresivamente interesada en nuevas cinematografías también es un hecho.
Asimismo, no dejaban de ser auténticos outsiders respecto del público cinéfilo de los festivales, conque la oportunidad estaba servida, les sugerí algunos títulos no muy “experimentales” del nutrido catálogo y… ¡flor de representantes exclusivos especiales tuvo viviendodosveces en Mardel!
.












La siguiente es una breve entrevista que les hice a su regreso.


LA ATMÓSFERA FESTIVALERA

- Cuando llegaron a Mar del Plata, ¿notaron un clima de festival semejante a la efervescencia que se da aquí, en Buenos Aires, con el BAFICI?

Mamá - De ninguna manera, apenas unos carteles en negocios.
Para ver qué daban específicamente tenías que acercarte al Auditórium, donde había mesas con chicas jóvenes que te orientaban y te recomendaban aunque no conocieran la calidad de las películas. Te daban los horarios y entonces enganchabas.
Nosotros teníamos una lista que habíamos traído desde casa, armada con sugerencias de un hijo nuestro muy cinéfilo.

Papá – Mucha de la gente acudió por la baratura de las entradas: por 4 pesos si tenías suerte podías llegar a ver una buena película.

- ¿Y si no tenías suerte?

P – Te dormías una buena siesta.

M – Ojo, los estudiantes pagaban 6 pesos.

- ¿Había muchos?

M - Sí. Mucha gente joven muy informada. Te digo esto porque estábamos en la fila esperando para entrar y hacían comentarios de las películas que habían visto. Se los notaba muy metidos en el tema.

P – Lo que yo noté es que cuando veías en las proximidades del cine cierto estilo de gente joven, sabías que iban para allá, podías intuirlo, tenían como un aura, algo que los delataba.

- Bien, vamos de lo general a lo particular, ¿qué películas vieron?

M – Mother. Era coreana.

- ¿Recuerdan el nombre del director o qué otras cosas hizo?

M – Nooo, en absoluto.
También vimos Un hombre serio, de los hermanos Coen, a éstos sí los conocíamos.

- ¿Habían visto algo anterior de ellos?

P – Síííí…una que…la de Arizona… encuentran a un bebé…

M – “Conociendo a Arizona”

- Educando a Arizona

M – Sí, una película de muchos años.
Y la tercera película que fuimos a ver en Mar del Plata era argentina: Francia, de Israel Caetano (1)


MOTHER, de Bong joon-ho








.


.

.

.

.

- ¿Mother les gustó?

M - Muchísimo.

P – A mí podría haberme gustado, pero hubo lapsos muy prolongados en que me quedé dormido.

- ¿Se duerme bien con ese tipo de films?

P – No. Hubo muchos sobresaltos. En determinados momentos provocaban ruidos no sé con qué.

- ¿En la pantalla o en las butacas?

P – En la pantalla. La gente no molestaba, estaba atenta.

- ¿Muchos espectadores para Mother?

M – A sala casi llena.

- ¿Otra película coreana que recuerden haber visto en sus vidas?

M – Yo me confundo con las chinas.

P – Hace tiempo veía muchas japonesas: El hombre del Rickshaw

M – Departures, más reciente y fantástica

Tía Marta (81 años, participante circunstancial de la entrevista) – Rashomon se veía frecuentemente en Buenos Aires

P – Antes se estrenaban regularmente películas de todos los orígenes: checoslovacas, yugoslavas, polacas, rusas.
Había cines que sólo programaban este tipo de material, por ejemplo: el Cosmos.
¿Vos te acordás del cine Astoria en la época de la 2da Guerra Mundial? Después se convirtió en el cine Biarritz, pero antes tenía como decorado parte de un avión Stuka alemán, porque ahí se pasaban casi exclusivamente películas alemanas y era algo así como un reducto de nazis o filonazis. (2)

M - ¿Y vos, Pablot, recordás Me compré un papá o Pasaron las grullas?

- Sí, me llevaban a verlas y las disfrutaba y padecía al mismo tiempo.

P -¿Y El 41? (3)

- Volvamos. ¿Cómo es que se dispararon todos estos comentarios cuando les pregunté si recordaban películas coreanas?

P – Es que los coreanos en esa época estaban peleándose entre ellos.

Tía Marta (sorprendiendo con su nivel de actualización) – Las coreanas empezaron a verse después de los ´90

- ¿De qué iba Mother?

M – Como lo dice el título, es una madre luchando en defensa de su hijo discapacitado cuando se producen una serie de acciones y termina acusado de un asesinato, aparentemente en forma injusta. Ella tenía mucha polenta.

P – Yo la vi de a ratos porque dormitaba. Pero no necesito ver una película entera, incluso me satisface más ver sólo algunas partes y completar con mis propias ideas (4)

- Ya contaron de qué trataba, ¿cómo estaba filmado, cómo se contaba esto?

M – Hay una escenografía, unos paisajes, un color fan-tás-ti-co que te predisponen y no te cansan, si bien la película es bastante lenta.

- ¿Lenta en qué sentido?

M – De pronto, en una escena, esta madre aparece saltando o casi bailando por el campo sembrado. Es todo como una poesía. Esa parte se ve al principio y se repite al final.


A SERIOUS MAN, de Ethan & Joel Coen






.

.

.

.

.

.

P – Lo que me atrajo y sabía que me iba a interesar era la temática judía, el hecho de que hubiera personajes judíos.
Hay un padre que estaba atento a las necesidades de su familia y tenía problemas con su hijo. La hija tenía un hábito permanente, siempre estaba con el pelo revuelto.

Pero no se profundizaba nada, los personajes eran grotescos, como las caricaturas que podían pensar los nazis de los judíos. (5)

- ¿No filman los Coen así a la gente en general, caricaturizándola?

P y M - (...)

- ¿Hay un prólogo en idisch, verdad?

P - Sí pero, no sé si por una cuestión de audio o qué, no sonaba con claridad, y a mí me hubiera interesado mucho entenderlo.
O tal vez era un idish de otra zona, distinto al que mis padres hablaban, y por eso no pude captarlo.
Bah, todo eso sumado a que no tengo un buen oído ultimamente, no escucho muy bien y a veces me pierdo cosas.

M - Hay algo que comentamos mucho: aparecen tres rabinos de, digamos, distintas categorías. uno espera frases brillantes de esos rabinos porque el personaje principal se va a hacer aconsejar porque no sabe a quién recurrir ante el conflicto que tiene con su mujer.
Yo no te voy a contar el argumento porque sería contar la peli, pero cuando se acerca a los rabinos, ellos no tienen respuesta ni lo orientan. Él va a ver a un rabino elemental para llegar a un tercero, un intocable al que cuesta llegar y que al final también termina diciéndole que fuera tranquilo, que todo iba a estar bien. Eso es lo que no nos gustó, que nadie le diera bolilla.

P - Lo que me llamó la atención es que, cuando sale, después de haber intentado hablar con el rab...

M - El Gran Rabino

P - ...vuelve sobre sus pasos y le pregunta: "¿Por qué no me atiende?, ¿por qué no me ayuda si no está haciendo nada?"

Y el rabino le contesta: "Estoy pensando". Uhhhhhhh !

M - Eso se lo dice la secretaria, no el rabino.

- ¿Les gustó o no?

M - Podía haber sido mucho mejor

P - A mí no. La mandaron a un festival a buscar laureles que no se merece.

- ¿Vos crees que todas las películas de los festivales tienen méritos o son originales?

FRANCIA, de Israel Adrián Caetano











.

P - En la de Caetano, que nosotros vimos por la Oreiro, la única que tiene un papel aceptable es ella.

- ¿Fueron a verla porque actuaba Natalia Oreiro?

P - Sí.

M - Además, porque nos venían bien los horarios. Era una película argentina corta, las demás eran largas.


- O sea que también decidieron por la duración...

M - No, no tanto. Estaba ella y pensamos que era un paso de comedia.

Y nada que ver.
Hay una nena, interpretada por la hija de Caetano, que es el personaje que aparentemente no ve nada pero en realidad se da cuenta de todo lo que pasa en la casa.

- ¿La historia se cuenta desde el punto de vista de ella?

M - Sí. Incluso creo que es la que la relata. Ella ve la situación.

- ¿Cómo es esa situación?

M - La madre trabaja, el padre tiene un trabajo elemental o está desocupado, entonces hay fricciones en la pareja, y ella más de lo que hace no puede hacer. La trama es bastante primaria.

P - No va a ningún lado.

M - No hay una resolución del tema ni se explica por qué se llama Francia.

P - Son situaciones de trabajo y de dinero que no alcanza.

- ¿Algo que les haya llamado la atención del estilo en que está filmada?

P - Sí, la forma epiléptica.

M - Un hogar muy sencillo.

P - Por ahí está la nena crecidita y de pronto se ve la escena de su parto. La verdad, muy fuera de lugar.

M - Sí, como un... playback (¡sic!): el momento del nacimiento de la nena y ellos como pareja siendo muy felices.

P - Igual, no hay situaciones que te "atrapen", son bastante baratas.

M - Tuvo un premio en España. Por qué se llama Francia no sé. Lástima que no vimos la mejicana que salió premiada.

.

___________________________________

Notas

(1) Memoria selectiva de raigambre judaica: ¿cuánta gente nombra al director de Pizza, birra, faso y Crónica de una fuga Adrián Caetano como Israel Caetano?
Mi sospecha es que mis viejos eligieron ver Francia porque la dirigía un tipo que se llamaba Israel. Si esto es cierto, nunca lo admitirán.

(2) Otra hipótesis: todos los temas llevan necesariamente a hablar sobre nazis y judíos.

(3) El hombre del rickshaw (Hiroshi Inagaki, 1958, Japón)

Departures (Yojiro Takita, 2008, Japón)

Rashomon (Akira Kurosawa, 1950, Japón)

Me compré un papá (Ilya Frez, 1962, URSS)

Pasaron las grullas - (Mikhail Kalatosov, URSS, 1957)

El 41 (Grigori Chujrai, 1956, URSS)
.
(4) ¡Toda una teoría estética!
.
(5) Ídem nota (2)

..

4 comentarios:

  1. Se me puede acusar de falta de objetividad, pero la cronica me parecio muy original.
    Nuestros padres merecen ingresar al staff de colaboradores de manera permanente. Es mas, podrian ir a cubrir otros eventos, siempre que haya algun judìo alli, claro.

    ResponderEliminar
  2. Pablot: nos encanto ser participes de tu blog
    y estamos dispuestos a repetir la experiencia
    e incluso quedate tranquilo que lo hacemos por
    amor al arte!!y no pretendemos recompensa alguna
    solo hay un punto que queremos aclararte:
    somos amantes de toda manifestacion cultural sin
    tener en cuenta raza ni religion
    segui en los comentarios cinefilos que asi contri
    buis a algunos buenos momentos que nos ayudan tam
    bien a ilustrarnos

    ResponderEliminar
  3. Gracias, bruji!
    Que ambos están abiertos a lo diverso es, por supuesto, muy cierto. Destilar una (querible) coloratura especial en el habla y volver una y otra vez a determinados temas es, simplemente, el fruto de un bagaje cultural y una historia familiar específica, no hay forma de zafar de eso porque uno se lleva puesto a todos lados. ¡Preguntale a Phillip Roth, a Woody Allen, o a Art Spiegelman (el de Maus)!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno! Vaya blog familiar... Lindísimo leerlos. Beso a todos.

    ResponderEliminar