martes, 7 de abril de 2009

Bafici: Defamation (Yoav Shamir, Israel/Austria/EEUU/Dinamarca, 2009)

.
Cuando era chico, en el shule me transmitían que todo enemigo de Israel era antisemita. Obviamente, con el correr de los años logré desactivar aquella trampa escolar.
Hoy mismo, día a día, me enorgullezco de mi judaismo laico ligado a una herencia familiar y cultural muy querida, pero critico las políticas israelíes (hacia los palestinos, en especial) sin sentirme escindido.
La génesis de "Defamation", entonces, no podía dejar de interesarme: la pregunta acerca de lo que es el antisemitismo hoy, y la confusión - inducida - superponiéndolo al anti israelismo.

Lástima que en el último cuarto del film, las punzantes preguntas de este símil Michael Moore se aquietan, como si lo hubiesen dopado o como si, después de filmar a un contingente de estudiantes israelíes conociendo Auschwitz - momento genuinamente emotivo - temiera ir más lejos.
Eligiendo clausurar los interesantísimos interrogantes que había abierto con un mensaje tan ambiguo como conservador: "Mejor dejar un poco el pasado y pensar en el presente".
(¿A quién se lo dice?, ¿en relación a qué?)


Puntaje: 6
.

1 comentario:

  1. Pablo, con respecto a lo que nos enseñaron en el shule, yo también recuerdo que todo enemigo de Israel era antisemita. No sé si es así, pero por las dudas cuando un taxista habla mal de Israel, hay que darle la razón, (sino te deja en la panamericana, como le pasó a una amiga).

    Y ya que estamos en el tema de los enemigos de Israel… ¿Hay algo peor que haber sido explotado como esclavo en Egipto? Mi viejo diría: Si, no servir ni para ser explotado.
    Jag sameaj.

    Carla D

    ResponderEliminar