domingo, 29 de marzo de 2009

Bafici: Du Côté de Robinson y Le Père Noël a les Yeux Bleus (Jean Eustache, Francia, 1963 y 1966)

.
Por: Bruno S.

Como en "La mama y La puta", los personajes que habitan el universo Eustache, no se sabe de que viven pero si lo que quieren: conocer mujeres. Son romanticos pero con grandes dificultades para concretar. Con suerte esquiva en el amor.

"Du Côté de Robinson" es la historia de dos amigos que caminan por Paris en busca de mujeres, un dia encuentran una que es casada y la llevan a bailar, pero como ésta no quiere saber nada con ellos y termina con otro dentro, le roban sus pertenencias y se dan a la fuga.

En "Le Père Noël a les Yeux Bleus", el kit de la cuestión es el mismo, pero con un valor agregado, la presencia de Jean Pierre Leaud. No solo físicamente en la pantalla sino con los comentarios en off que imprimen mayor dinamismo al relato.
En "Le Père ...", JPL es un joven que además de conseguir mujeres, quiere juntar plata para comprarse el traje de moda y para ello aceptara trabajar como modelo de Papa Noel, sacándose fotos en la via publica con la gente, lo cual también le permitirá acariciar mujeres en el momento que toman las fotografias.
Gran momento cinéfilo cuando JPL se topa con un afiche Los 400 Golpes , el cual aparece recortado en la cara de Doinel, pero perfectamente visible en el nombre del poster.

Le Pere Noel a les yeux bleus/ Puntaje: 6,5

Du Cote de Robinson / Puntaje: 5

3 comentarios:

  1. Ya por lo de tu último párrafo me agarra entusiamo por verla: Antoine Doinel es en mi vida casi un amigo de adolescencia, en el mismo rango que un Holden Caulfield (personaje de "Catcher in The Rye", novela paradigma).
    Ergo, cualquier objeto cultural que haga referencia a él, me produce a priori un sentimiento afectivo.
    En "La Mamá y la Puta", aunque en variación Eustache, sigue siendo el Doinel de Truffaut, pero en las de Goddard a Leaud se lo van llevando para otros lados, empieza a ser más el ícono de los films cahieristas, una conjunción de referencias, y progresivamente va dejando de interesarme.
    Más acá en el tiempo, disfruté de ese costado hierático interpretativo que Leaud también tiene, muy bien aprovechado por Aki Kaurismaki en la divertidísima y poco conocida "I Hired a Contract Killer".
    Bueh, ya que me enganche en esto inducido por tu nota, concluyo diciendo que me genera una gran tristeza cuando Leaud se deja ver - tan viejo, tan estático, tan usado como monumento prestigiador - en películas como "¿ What Time Is It There?", de Tsai.

    ResponderEliminar
  2. Sin emabargo... gram película "Qué hora es allí?", no es cierto?
    De los dos mediometrajes de Estauche, me quedo con el segundo, el de Leaud, por los mismos motivos emocionales que mencionás, Pablo.
    Ambas pelis no pasan de ser experimentos en contacto con la Nouvelle Vague.
    Salute
    Raúl

    ResponderEliminar
  3. Sí que es buena, aunque sus bordes siempre se me (con)funden con "The Hole", "The River" y "The Wayward CLoud", como si sólo fuera el fragmento de una sola, gran, película, lo cual no es necesariamente defectuoso, ¿no?

    "Good Bye, Dragon Inn", el requiem a las salas cinematográficas del ayer y a la fauna que las habita: esa es la que realmente me gusta.

    Saludos.

    ResponderEliminar