domingo, 29 de marzo de 2009

Bafici: Four Nights with Anna (Jerzy Skolimowski, Polonia, 2008)

.
Por: Maré


.

Película sombría para comenzar mi Bafici.
Demasiada oscuridad (prácticamente filmada en madrugadas, anocheceres y amaneceres de unas afueras nevadas dePolonia). No sabemos si estamos en un campo de concentración, en una cárcel, o en un hospicio.

Leon Okrasa, el personaje principal de esta peli de Jerzy Skolimowski, es un pobre hombre que trabaja en la morgue de un hospital, que cuida a su abuela enferma, que es acusado de robar, de violar a una mujer, y que vive resignado en su mundo, un lugar donde nada es posible para él. Efectivamente, pasa 4 noches con Anna, entrando por su ventana y contemplándola dormir, jugando a participar de su cumpleaños mientras ella duerme profundamente y no se entera de nada. Esa es su manera de expresar su obsesivo amor por ella.
Típico personaje frustrado y frustrante, se intuye que la historia no va a terminar bien para él. Y tal vez por eso, cuando pasa su segunda noche "con" Anna, uno -que sabe que faltan dos noches más-, dice basta, que termine esta oscuridad y este sufrimiento.
Decididamente, Anna nunca compartirá una noche con él.

Puntaje: 7
..

1 comentario:

  1. Excepto por detalles casi imperceptibles, parece transcurrir - y estar filmada - hace más de 30 años, lo que habilitaría su lectura como alegoría de la opresión/ represión en la Polonia comunista de aquellos años(plasmados en tanto Wajda y Zanussi).
    En lo que hace a su argumento, pertenece al subgénero voyeurismo patético: no hay persianas americanas, tampoco relecturas de Hitchcock estilo Brian de palma sobre la naturaleza de la observación vecinal; más bien la constatación de la propia represión e imposibilidad de conocer a los otros.

    Aceptando sus premisas algo anacrónicas, la cosa no está mal, Skolimowski maneja muy bien los claroscuros y los silencios, contrastándolos con el grito burocrático policial hacia el inocente protagonista.
    Lo que vagamente me va a quedar del film: ese estruendo ("¡¡OKRASA!!"), y la sensación de algo visto no en el cine sino en el canal Europa-Europa.

    ResponderEliminar