lunes, 30 de marzo de 2009

Bafici: Double Take (Johan Grimonprez, Bélgica/Alemania/Holanda, 2009)

.
Hitchcock sigue dando para todo.
And now, ladies and gentlemen, en triple coproducción europea, el último chisme.

Tómese una licuadora, pero no una cualquiera, una con diseño aerodinámico muy posmoderno, que permita picar, mezclar y hacer jugo con los siguientes ingredientes:

- La guerra fría de los 50´s y su correlato de paranoia nuclear generalizada en los 60´s.
- Dos textos de Borges sobre la figura del doble (gentilmente cedidos por María Kodama).
- Las fetichistas apariciones fugaces de Hitchcock en sus propias películas.
- La crisis de los misiles en Cuba.
- Distintas publicidades televisivas de café "Folgers" en diversos contextos epocales.
- Los punzantes prólogos autorreferenciales del Maestro del Suspenso en "Alfred Hitchcock presenta".
- Citas de sus reverenciadas entrevistas con Truffaut (1)
- Encuentros Kruschev/ Nixon, y Kruschev/Kennedy para dilucidar qué país la tenía más grande.
- La presentación de la copia restaurada de "The Birds"en el festival de Locarno del ´99.
- Diálogos presidenciales acerca de la carrera espacial (ventaja de los rusos gracias a la perra Laika) y la televisiva (apabullante expansión norteamericana).
- Intertítulos de noticiarios cinematográficos, fragmentos de trailers.

Una vez convenientemente licuada, la mezcla puede aderezarse con un topping que le dé algo así como una unidad de tono. En este caso, entre tanta duplicación y espejo, un esbozo de historia/argumento diseminado a lo largo del metraje:

En la habitación de un hotel, y ante la mirada de un cuervo, Hitchcock se topa con su doble, fisicamente idéntico, sabiendo que sólo uno de ellos podrá sobrevivir a ese encuentro. El ligeramente mayor manifiesta estar hablando desde los años 80, el otro desde los 60.
Toman café.

(El café: símbolo del consumo y del lugar de la mujer en la sociedad de la época, según obsesivamente muestran las sucesivas publicidades en pantalla.
Subrayando esto, el director Grimonprez, presente en la sala, aseveró que en "The Birds", los pájaros muchas veces atacan a la gente que toma café, por ejemplo: a Tippi Hedren en lo de su suegra.
Pero, ojo, también manifestó que los bicharracos metaforizan la omnipresencia gradual de la TV en los hogares norteamericanos, provocando que la gente ya no salga, encerrándola.
Lecturas, lecturas de la galera. Lo dicho: sigue dando para todo)

Hay algunas parrafadas entre los dos Hitchs y, efectivamente, uno muere presumiblemente envenenado.
El doble que permanece vivo ocupará el lugar del original, pero...¿quién era el original?

Yyyyy....otro doblez (esta vez metatextual):
resulta que Ron Burrage, una persona que, en parte, ganó su sustento contratado para publicidades y apariciones especiales gracias a su sorprendente parecido con Hitchcock, inserto en la trama para hacerlo dialogar con su modelo (vía posproducción digital), ¡cumple años el mismo día!; y, en muchas oportunidades, además, como camarero o azafato, sirvió a un James Stewart, a un Cary Grant, luminarias que en ese momento estaban trabajando en films dirigidos por...ustedes ya saben...

En parte menjunje, en parte atractivo, todo esto de rizar tanto el rizo me hubiera aburrido bastante, si no fuera yo - como otros presentes en la sala - parte de la Secta de Adoradores de Hitchcock, una pertenencia que implícitamente parece operar como requisito ineludible para la obtención del carnet cinéfilo estándar, vertiente francesa.



(1) Como por ejemplo, la célebre del significado del "MacGuffin", ¡ cuantas veces la he releído en mi hoy desvencijado "El Cine según Hitchcock" y sigo disfrutándola, como todo en ese libro!; permítanme compartirla con ustedes:

"Diálogo de dos hombres que viajan en un tren
- ¿Qué es ese paquete que lleva usted ahí?
- Oh, es un MacGuffin.
- ¿Y qué es un MacGuffin?
- Un aparato para cazar leones en las montañas Adirondack
- ¡Pero si no hay leones en las Adirondacks!
- En ese caso, no es un MacGuffin."

El término "MacGuffin" viene a referir a aquello que sirve para disparar la acción en los films, pero que per sé no significa nada, un simple pretexto susceptible de ser cambiado.


Puntaje: 6
.

1 comentario:

  1. Las últimas que ví fueron Chocolate, que me gustó bastante pero no hay demasiado para contar, salvo la tropa de travestis Thai que me pareció increíble, super occidentalizadas, bien Miami. Ese detalle era formidable,las mostraba violentas, ambiciosas.

    Y ayer "The Ballad of Sexual Dependency" de Nan Goldin. En realidad, era un Powerpoint con fotos de Nan Goldin y una bellísima selección de canciones de fondo. Con esa peli se proyectaron dos cortos aburridísimos que no recuerdo, también realizados con secuencias de fotos, simulando movimiento,recurso bastante aburrido a los 30 minutos de película. Pero bueno, me
    saqué las ganas de ver las fotos geniales de Nan Goldin en pantalla gigante.
    Y hoy... Archangel. Todo dicho.

    ResponderEliminar